Tratamiento de aguas: Dosificación de productos químicos

 

Sistemas de dosificación de productos químicos para disminuir la incrustación/corrosión del agua.

Los sistemas de dosificación de productos químicos para disminuir la incrustación/corrosión del agua, son equipos que se usan para inhibir la corrosión en líneas de retorno de condensados, calderas de vapor, circuitos de refrigeración semiabiertos, circuitos de agua sanitaria
Los sistemas de dosificación de producto antincrustante, dosifica el producto según el caudal del agua, de forma que cuando pasa un determinado caudal, la bomba dosifica producto antincrustante.
Los principales componentes de un sistema de dosificación de producto antincrustante son:
Contador de impulsos
Bomba dosificadora
Deposito con producto antincrustante

Control y regulación la conductividad y purga de agua.
Los sistemas de control y regulación de la conductividad, son sistemas de tratamiento de aguas, usados para medir la conductividad en balsas de torres de refrigeración, condensadores evaporativos, entre otros. Mediante este tipo de equipos, se permite la medición de conductividad en continuo. Esta conductividad debe estar comprendida entre los límites que permita la composición química del agua (dureza, alcalinidad, cloruros, sulfatos) de tal forma que no se produzcan fenómenos de incrustación o corrosión.
El principal uso de la medición de conductividad en continuo, es la automatización de la purga de la balsa de las torres de enfriamiento condensadores evaporativos, etc que está automatizada en función de la conductividad máxima. Es decir cuando se detecta una conductividad mayor que el nivel máximo de conductividad fijado previamente, se procede a purgar la balsa y a la entrada de agua en la balsa por aporte nuevo.
Los principales componentes de un sistema de regulación y control de conductividad son:
Sonda electroquímica de lectura directa
Modulo de medición
Las operaciones de mantenimiento habituales de un sistema de control y regulación de conductividad son:
Calibración del panel.
Medidas in situ de conductividad.
Limpieza de las sondas de conductividad
Las principales averías o incidencias de un sistema de control y regulación de conductividad son:
Descalibración del panel
Corrosión/incrustación de la sonda

Control de dureza.
Los sistemas de control de dureza, son sistemas de tratamiento de aguas, usados para medir la dureza residual de forma automática con el objeto de comprobar el grado de dureza en aguas de descalcificadores.
Este tipo de equipo mide de forma automática la dureza residual mediante valoración o titulación, pudiendo ajustar los intervalos de medidas según necesidades.
Los principales componentes del equipo de medición de dureza automática son:
Bombas dosificadores de reactivos o indicadores
Cámara de medición
Bloque de soporte de la cámara de medición
Presostato
Conexión frasco/dispositivo
Las operaciones de mantenimiento habituales de un sistema de control de dureza son:
Calibración panel
Llenado/ reposición del indicador
Limpieza de la cámara de medición y de las ventanas de observación
Limpieza del soporte del filtro

Las principales averías o incidencias de un sistema de control de dureza son:
Avería en bomba dosificadora
Aire en los tubos de dosificación
Ventanas de observación sucias
Falta de indicador

Control y dosificación de biocida en continuo.

Los sistemas de control y dosificación de biocida en continuo, son equipos que se usan para suministrar biocida en continuo en torres de refrigeración, condensadores evaporativos, humidificadores entre otros con el objeto de desinfectar el agua frente a legionella o otros microorganimos aerobios. Según el RD 865/2003, el biocida debe dosificarse de forma continua y automática para proporcional un residual continuo mínimo de biocida, no estando permitida la adición manual periódica directa a la balsa de biocida.
La dosificación de biocida en continuo, debe realizarse mediante una bomba dosificadora temporizada proporcional al caudal de entrada al sistema o según las concentraciones de biocida medidas por una sonda específica para medir el biocida residual
Los principales componentes de un sistema de control y dosificación en continuo son:
Bomba dosificadora temporizada
Depósito de biocida
Sonda de medida de biocida
Caudalimetro
Las principales operaciones de mantenimiento de un sistema de control y dosificación de biocida en continuo son:
Recambio del depósito de biocida
Revisión del sistema de dosificación
Medidas in situ de desinfectante
Calibración de los programas de dosificación de biocida

Control y dosificación de ozono.
Los sistemas de control y dosificación de ozono, son equipos que dosifican ozono. El ozono, es una molécula triatómica de O a diferencia del oxigeno, que es una molécula diatómica. Este tercer átomo de O, es muy inestable y es combinado fácilmente para formar O2, por lo que el ozono no se almacena sino que se genera in situ mediante generadores de ozono.
La formación de ozono se realiza pasando el oxigeno a través de unos electrodos que le proporcionan cargas eléctricas.
El ozono, debido a su alto poder de combinarse con otras moléculas, tiene un alto poder oxidante de aquellas moléculas susceptibles a ser oxidadas. En el caso de los microorganismos, oxida la membrana celular provocando la lisis de la celular y su muerte celular.
Los sistemas de control y dosificación de ozono, se usan tanto como desinfectante, esterilizante y desodorizante del agua, por lo que tiene aplicaciones en la potabilización de agua sanitaria, tratamiento de aguas residuales o como desinfectante en instalaciones con riesgo de proliferación de legionella.
Los componentes principales de un sistema de dosificación y control de ozono son:
Botella de oxigeno
Bomba de aire
Generador de ozono
Cámara de contacto con el ozono

Control y dosificación de dióxido de cloro.

Los sistemas de control y dosificación de dióxido de cloro, son equipos de tratamiento de agua que usan como desinfectante, el dióxido de cloro. Principalmente se usan como desinfectante en torres de refrigeración, condensadores evaporativos, equipos de humidificación, sistemas de agua contra incendios, sistemas de riego por aspersión, fuentes ornamentales, agua sanitaria y tratamiento de aguas residuales. Adquiere especial relevancia, en la desinfección de agua caliente sanitaria, ya que el dióxido de cloro no se degrada a temperaturas elevadas, a diferencia del cloro.
Las moléculas de dióxido de cloro, tienen un alto poder oxidante, por lo que se combinan muy fácilmente con otras moléculas susceptibles de ser oxidadas. Su alto poder desinfectante se debe a que el dióxido de cloro, oxida la membrana celular de los microorganismos, provocando la lisis celular y su posterior muerte celular.
Los principales componentes de un sistema de dosificación y control de dióxido de cloro son:
Botella con dióxido de cloro
Bomba dosificadora temporizada
Las principales operaciones de mantenimiento de un sistema de dosificación y control de dióxido de cloro son:
Recambio del depósito de dióxido de cloro
Revisión del sistema de dosificación
Medidas in situ de desinfectante
Calibración de los programas de dosificación de desinfectante.

Las principales ventajas de dosificar dióxido de cloro como desinfectante son:
Actúa sobre amplio rango de pH.
No se inactiva a temperaturas altas.
Capaz de eliminar los biofilms que se pueden formar en las tuberías del circuito de agua sanitaria y que provocarían proliferación de Legionella.
Apto para consumo humano.
No aumenta la corrosión propia del agua

Dosificación de productos químicos.
El equipo técnico multidisciplinar de nuestra empresa, formado por ingenieros, químicos y farmacéuticos diseñan tanto la tipología como la dosificación adecuadas de los productos químicos necesarios para el tratamiento de aguas según los distintos requerimientos de los clientes. Suministramos todo tipo de productos para regular y controlar los parámetros físico-químicos del agua:

Desinfectantes (Cloro y amonios).
Reguladors de pH (ácidos y vases).
Biocidas (isotiazolonas, peróxidos, DBNPA y THPS)
Antiincrustantes
Desincrustantes
Anticorrosivos
Neutralizantes
Floculantes
Algicidas
Sal para descalcificadores.
Carbon activo.
Productos para calderas.
Resinas.
Biodispersantes.
Antiespumantes.
Consulte para otros productos.

Análisis de control del agua.

Toma de muestras y análisis en laboratorio homologado para todos los parámetros, normativas y requerimientos de las diferentes administraciones:
Parámetros físicos, químicos y microbiológicos.
Análisis de aguas residuales, aguas potables y aguas industriales.
Análisis según RD 140/2003 y desarrollos autonómicos para aguas de consumo humano. Autocontrol, grifo del consumidor y potabilidad completa.
Análisis según RD 865/2003 y desarrollos autonómicos para el control de legionelosis.
Análisis según D 97/2000 por el que se regulan las normas higiénico-sanitarias y de seguridad de las piscinas de uso colectivo y de los parques acuáticos
RD 742/2013 por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de las piscinas.
Análisis de vertidos para confederación hidrográfica del Júcar y para Salud Pública.
Análisis según Modelo 301 para la EPSAR.

Problemas y soluciones comunes en circuitos de aguas.

Soluciones de problemas microbiológicos en aguas y control de legionella

La existencia de microorganismos, principalmente de bacterias aerobias mesofilas entre ellas la legionella, es un problema habitual en instalaciones que favorecen el estancamiento de agua, la acumulación de nutrientes como lodos, materia orgánica y la existencia de temperaturas entre 30 – 40 ºC propias de las torres de refrigeración, spas, duchas entre otros.
Frente a esta problemática existen diversas soluciones de diferente naturaleza, que pueden minimizar la proliferación de bacterias mesofilas así como de legionella, manteniéndolas dentro de los límites de la legislación vigente como RD 865/2003 y RD 140/2003:
Métodos físicos:
Purgado de los sistemas de acumulación de agua, balsas.
Limpieza de los sistemas de acumulación de agua, balsas.
Control de las concentraciones microbiológicas mediante aumento de temperaturas, es decir tratamientos térmicos, o mediante uso habitual del agua a temperaturas superiores a 50ºC.
Métodos químicos:
Dosificación en continuo de diferentes desinfectantes, biocidas según la tipología de las instalaciones.
Tratamientos de desinfección de choque mediante hipercloración de la red de agua o adición de otros biocidas.
Los niveles de bacterias aerobias en un sistema es un indicador del grado de desinfección, por lo que elevadas concentraciones de bacterias aerobias indican que las concentraciones de desinfectante no son las adecuadas. No obstante, altos niveles de bacterias aerobias no implica necesariamente la existencia de legionella.

Incumplimiento de parámetros de vertido.
En caso de incumplimiento de parámetros de vertido se deberá comunicar dicha incidencia al ayuntamiento correspondiente así como al encargado de la explotación de la estación depuradora de aguas residuales. Tras comunicación de dicha incidencia, se deberán establecer las acciones correctivas pertinentes que podrán ir dirigidas al proceso de depuración o al tratamiento de aguas mediante sistemas de tratamiento externos y/o adición de productos químicos.

Soluciones de control de incrustación en condensadores evaporativos o torres de refrigeración
Las incrustaciones en las torres de refrigeración o condensadores evaporativos se manifiestan por la formación de cristales en las superficies de la instalación. Estos cristales suelen ser de carbonatos de calcio e hidróxidos de magnesio, por lo que las concentraciones de iones de calcio y magnesio determinan la capacidad incrustante del agua. Además de las concentraciones de ion calcio y magnesio, la temperatura, el pH, la concentración de carbonatos y bicarbonatos, la salinidad influyen en la capacidad incrustante del agua. Para medir la capacidad incrustante del agua se calculan los índices de Langelier a partir de los parámetros anteriormente citados.
Las medidas de antincrustación dependerán de del tipo del agua en el aporte así como de las características de la torre o condensador. No obstante las medidas de antincrustación generales son:
Instalación de un sistema externo de descalcificación con resinas que captan iones de calcio y magnesio
Dosificación de productos anticrustantes como fosfonatos, fosfatos entre otros.

Soluciones para circuitos cerrados.
Los principales problemas que podemos encontrar en los circuitos cerrados, son la incrustación y la corrosión del circuito. Dependiendo de si el circuito cerrado se use para enfriar o calentar, estos problemas se pueden encontrar en distinto grado, siendo en agua caliente, cuando la incrustación y corrosión se potencia más.
Las principales soluciones a tener en cuenta para evitar la corrosión y la incrustación de los circuitos cerrados son:
Limpieza preoperacional. Se procederá a distintos tipos de limpieza según el grado de suciedad. Entre los distintos métodos cabe destacar la pasivación, limpieza mediante adición de ácido cítrico entre otros.
Uso de agentes reductores como los sulfitos, hidracina
Uso de agentes oxidantes como los cromatos, molibdatos, nitritos
Control de pH
Dosificación de inhibidores de cobre

Soluciones para circuitos cerrados de moldes de hierro.
Los principales problemas que podemos encontrar en los circuitos cerrados de moldes de hierro, son la incrustación y la corrosión del circuito. Dependiendo de si el circuito cerrado se use para enfriar o calentar, estos problemas se pueden encontrar en distinto grado, siendo en agua caliente, cuando la incrustación y corrosión se potencia más.
Las principales soluciones a tener en cuenta para evitar la corrosión y la incrustación de los circuitos cerrados son:
Limpieza preoperacional. Se procederá a distintos tipos de limpieza según el grado de suciedad. Entre los distintos métodos cabe destacar la pasivación, limpieza mediante adición de ácido cítrico entre otros.
Uso de agentes reductores como los sulfitos, hidracina
Uso de agentes oxidantes como los cromatos, molibdatos, nitritos
Control de pH
Uso de desferrizadores

Solución para potabilización de aguas de pozo.
Para que una agua sea considerada potable, depende de el cumplimiento de varios parámetros. Por ello, según que parámetros no se cumplan, se establecerán las acciones correctivas pertinentes. Las acciones más comunes son:
Instalación de de paneles de dosificación de cloro y pH
Instalación desnitrificadores

Llámanos
Tratamiento aguas Dosificación de productos químicos